martes, 14 de febrero de 2017

Eva Sanz, una frescura especial

El trabajo de Eva Sanz lo he descubierto por su página Snz Pictures en Facebook, pero es una maravilla también pasearse por su blog snzpictures.wordpress.com

De esas veces como que te paras a mirar unas fotografías que te están diciendo algo. De esas veces que te has parado a mirar algo porque sentías que te estaban llamando para que la mirases.

La obra de esta joven fotógrafa es así. Desprende frescura, gotea el rocío de la mañana incluso en las gamas de grises. Tambien en color.

Con una serie de retratos en los que los personajes hablan y te cuentan esa historia, con unos encuadres correctos, lo interesante de su trabajo es que tanto las series fotográficas como una sola foto aislada de su contexto tienen un mensaje direco que contarte.


Con palabras de ella misma, con su fotografía busca "frescura y naturalidad, sobretodo, naturalidad, no me gustan los posados, siempre quiero transmitir PERSONAS, sentimientos..."

Y lo consigue, porque cuando una fotografía que estás contemplando te sabe transmitir esto, sentimiento, te abstrae de tu entorno hasta el punto de olvidarte si la estás viendo en una página de Facebook o colgada en la pared de un salón de una galería de arte. Un cuadro de pintura necesita de un marco para ser un cuadro, una fotografía no. Una fotografía es un objeto de arte en si mismo, no necesita nada más, tiene vida propia, y eso se aprecia perfectamente en las fotos de Eva Sanz.

Nacida en Madrid en 1991, Eva Sanz estudió fotografía en la escuela Too Many Flash. Trabaja con una Canon 70d y le dá mucha impontacia a la luz natural, aunque yo soy partidario de usar un flash sobre todo con luz natural fuerte cuando tiramos en exteriores, porque ese flash usado en exteriores con luz natural fuerte nos va a suavizar las sombras.

Es un trabajo muy recomendable a seguir, y yo le aconsejaría a Eva que se abriese un perfil en Behance.net, su trabajo lo merece.


















jueves, 28 de mayo de 2015

Viviane Izzo

Viviane Izzo nació en Nápoles, el 15 de julio de 1993. 

Después se graduó en lenguas extranjeras en 2011, decidió asistir a la clase "Fotografía, Cine y Televisión" en la Academia de Nápoles De Bellas Artes que dejó un año más tarde, con el fin de dedicarse por completo a la clase "Fotografía Publicitaria" , asistiendo a la Escuela de Diseñadores Ilas. 

Viviane es una fotógrafa de moda, pero ella ama la fotografía tan profundamente que es una apasionada de todos los campos de la misma, desde el reportaje de ceremonia, a la naturaleza muerta, pasando por las bellas artes que utiliza como una herramienta de investigación.

























 

domingo, 29 de marzo de 2015

Natalia Carballal, un sorprendente descubrimiento

Esto de la fotografía está muy popularizado, tanto que todos -o casi todos- llevamos en nuestro bolsillo una cámara de fotos con no menos de 8 megapixeles con la que matamos nuestro gusanillo fotográfico en cualquier ocasión, entre amigos, con la familia, en medio de un bucólico paraje, en un almuerzo campestre o en una barbacoa en la terraza.

Si navegamos por internet o nos acercamos a cualquier perfil en redes sociales podemos ver fotografías muy bien hechas, correctamente expuestas y algunas hasta con sus efectos especiales, HDR, etc.

Pero alguna vez sucede un hecho que nos sorprende -o quizás no tanto-, cuando detrás de esa fotografía que nos muestra su autor (o en este caso su autora) hay no solamente una elaboración previa, un saber lo que se quiere fotografiar, un saber y conocer la psicología de la persona fotografiada, sean niños adultos..., si no también un sentido de lo estético, un gusto especial en plasmar la belleza, muchas veces oculta al ojo humano, una innata capacidad de expresión visual y transformar todo esto en bellas fotografías. En resumen, un saber estar para ganarse un hueco en esto de la fotografía.

Esto pasa con el trabajo de Natalia Carballal. Esta jóven fotógrafa de Ibi (Alicante) ha acertado al apuntar en la dirección correcta, que no es ni más ni menos que la que ella se ha marcado en este áspero pero al mismo tiempo gratificante terreno de la fotografía.

A sus 25 años, y armada con su cámara réflex Nikon digital sabe transmitir no solo trazos de luz e imágenes, si no también sentimientos. Cuando vemos sus fotografías de niños, de perros, de campos y sobre todo cuando miramos sus retratos nos damos cuenta del diálogo que ha habido entre el motivo o la persona fotografiada y casi podemos hilar una historia, casi podemos oír una voz, una música, un sonido un resoplar del viento.

Yo aquí he hecho una pequeña selección de fotos del porfolio de Natalia Carballal, pero os invito a visitar su blog en nataliacarballal.blogspot.com.es